Make your own free website on Tripod.com
 
SUDOR DE MANOS Y SONROJOS TIENEN
UNA RÁPIDA SOLUCIÓN
Dr. Johnny Campos F.R. CMP: 7813

DRAMA OCULTO

LA CAUSA
EL TRATAMIENTO
 

¿Le sucede a Ud. que se pone colorado como un tomate o le sudan las manos cuando tiene que reunirse con personas desconocidas hablar en público o cuando le gastan una broma?
Esta es una situación muy desagradable para quienes sufren el problema, porque cuando la persona se sonroja, o cuando siente una intensa sudoración en las manos, no sabe qué hacer para evitarlo.
En los jóvenes este es un problema que ocurre con mucha frecuencia, tanto en hombres como en mujeres. Sin embargo, no es exclusivo de éstos, porque gente adulta también lo padece. La edad no hace la diferencia.
Cuando alguien "se come un pavo" como suele decirse, los espectadores de esta situación consideran simplemente que se trata de una persona tímida o inexperta que padece de sentimientos de inseguridad. Pero él que se sonroja, suda, o tartamudea piensa que quienes lo observan opinan de él lo peor.

Para despejar las dudas al respecto decidimos conversar con un especialista en la materia, quien precisamente ha tratado muchos casos similares con éxito completo durante los últimos 10 años. Se trata del Dr. Johnny Campos F.R. Médico psicoterapeuta, programador neurolinguistico y naturista, quien como estudioso e investigador de éstos trastornos, conoce los secretos de su tratamiento.

DRAMA OCULTO
El poético rubor que simbolizaba la pureza y candor de las almas pudorosas, descritas en la novelística de antaño- nos dice el Dr. Campos- esconde un drama pocas veces confesado que alcanza niveles de incapacitante limitación en su espacio social. Sobre la perturbación, como ocurre frecuentemente en el caso de trastornos emocionales menos graves, no se dispone de una información exacta sobre su incidencia - agrega Campos- debido a que el profesional consultado la atribuye a un estado nervioso transitorio del desarrollo, minimizando su repercusión en el área de las relaciones interpersonales, recetando tranquilizantes o terapias de desensibilización de larga duración y discutibles resultados.

LA CAUSA
Preguntamos al galeno si este trastorno puede tener un origen hereditario, a lo cual él responde que no, porque se trata mas bien de una perturbación funcional y de una fobia que se fija en la mente de la persona. La cual es desencadenada, cuando esta anticipa la situación temida, mediante una imagen mental de ella o escucha sus propios pensamientos, que le advierten del supuesto rechazo, ridículo o papelón que hará, ante los demás. Cuando éstos se den cuenta de su nerviosismo o de la eminente señal de su conflicto: el enrojecimiento, temblor, tartamudeo o su profusa transpiración

El malestar ante el enrojecimiento o la transpiración- agrega nuestro entrevistado- es experimentado como una preocupación o miedo a parecer nervioso, avergonzado frágil o débil. En lenguaje popular, "asado o muñequeado".

Todos éstos fenómenos psicológicos llevan al organismo a un estado sostenido de alerta expectante, ante la mirada de los extraños y a un intenso deseo de pasar desapercibido

La persona se siente amenazada y desencadena incontrolables reacciones a nivel vasomotor y sudoral de carácter defensivo, comandado por el sistema nervioso automático. Este es el sistema nervioso de las emociones. El sufriente ignora que las emociones que genera el mismo contribuyen a que quede encerrado en un circulo sin fin. Para lo cual solo hay un único y exclusivo tratamiento, reprogramar su cerebro o lo que es lo mismo, deshacer el patrón repetitivo y romper el proceso en el que esta atrapado.

EL PROBLEMA
Al producirse el calor y el rubor en el rostro, a veces temblor o sudor de manos. Incluyase tartamudeo. Se confirma para el sufriente la señal temida y entra en pánico ante la simple idea de escribir, hablar en publico u otra función corporal como mirar, comer, orinar u otras, desarrollando como consecuencia de esto una serie de conductas evitativas, como dar la mano y contactar o exponerse a la mirada de los demás, llegando a usar lentes oscuros o maquillarse en exceso para esconderse, buscar lugares aislados y frescos. O lo que es peor, ingerir bebidas alcohólicas para darse valor y disimular su turbación.

CONSULTA MEDICA
El afectado de este mal en su confusión y desesperación- sostiene el especialista- consulta médicos internistas, dermatólogos, psicólogos, psiquiatras y hasta curanderos e hipnotistas charlatanes con relativo éxito, limitando sus actividades y áreas de excursión a una cada vez más reducida. En los casos extremos, llega a confinarse totalmente en su hogar, aunque esto se observa con mayor frecuencia en los casos de agorafobias o miedo a los espacios abiertos. Esta última fobia es una complicación grave del cuadro inicial.

Como se ha podido apreciar, el tema que nos ocupa permanece al circulo de las reacciones fóbicas. En el caso específico de las fobias sociales- agrega Campos- es oportuno mencionar de paso otra fobia asociada, muy frecuente: El miedo a decir "No", cuyo eje central gravita en un terror previo a parecer "malo" y a perder el cariño o aprobación de las personas que le importan.

¿POR QUE OCURREN?

Estudios realizados sobre la personalidad de quienes sufren éstos trastornos, revelan una especial dificultad parta diferenciar el hecho real de lo imaginario, reaccionando igual ante la anticipación de la situación temida, como a la presentación de esta. Por otro lado, tienen la convicción- sostiene el Psicoterapeuta- que "los demás piensan igual que el" de la misma manera crítica, humillante, exigente y perfeccionista hacia ellos. En el ambiente familiar se suelen encontrar figuras que participan en su educación, apareciendo como modelos exigentes, severos, a la vez que postergadores, creando sensaciones de abandono, separación y ausencia de cariño, por lo cual ellos tienen que exigirse ante los demás a fin de aspirar a un reconocimiento que nunca llega. Estas personas logran sobre salir como empresarios exigentes que "Sufren en silencio".

EL TRATAMIENTO

Convencionalmente otros profesionales usan terapias de reconocimiento del pasado y su repetición en el presente. "En mi experiencia - dice el médico-, lo que mejor funciona por lo rápido de los resultados son dos procedimientos: El primero se llama Programación Neurolingüística, cuyo propósito es enseñar al paciente a romper con su patrón de conductas repetitivas y a separar la emoción de la situación temida.

Lo curioso de este tratamiento es que no es necesario que el paciente cuente o narre el contenido de sus temores o vergüenzas. Por lo cual es ideal para trabajar en grupos y resulta más económico para el paciente. Solo que pocos optan por esta opción al inicio porque precisamente temen las experiencias sociales.

El segundo sistema está basado en la preparación de una fórmula individual de esencias florales de Edward Bach, nombre en honor a su creador, un médico inglés que legó su descubrimiento a la ciencia en 1930. Las flores de Bach- nos informa el Dr. Johnny Campos- son 38 y cada una favorece una determinada cualidad espiritual: tolerancia, paciencia, espiritualidad, serenidad, seguridad, creatividad, estabilidad, coraje, valor, confianza, persistencia y otras igual de importantes.

Las cuales eliminarán sus patrones de pensamiento o creencias condicionados por el pasado y que limitan la posibilidad de cambiar o ensayar nuevas opciones de conducta que le llevarían a dejar para siempre de sufrir el rubor y sudoración de las manos y otras señales de desajuste, igual de molestas.

CASOS IMPOSIBLES DE RECUPERAR.

El éxito del tratamiento depende de la fuerza de intención que ponen ambos, médico y solicitante, para lograr el propósito del cambio.
Demoran más tiempo, las personas que utilizan el síntoma como una justificación para sus limitaciones y que se dicen "pobrecito yo" y se autoconsuelan con su incurable enfermedad según ellos. Y la emplean como justificación para su fracaso estudiantil, social, laboral o relacional de manera general.
A veces usan su dolencia como una forma de hacer gastar a sus padres y probarles que nadie puede curarlos.
La otra limitación depende de las interferencias energéticas a nivel de piel y dentadura que presentan los interesados.
Lo cual sería motivo de otra entrevista. Porque nos llevaría a hablar sobre Odontología Neuro Focal y Medicina Bioenergética Cuántica o Medicina Ortomolecular.

Para finalizar, el Dr. Johnny Campos nos refiere que entre sus pacientes ha tenido ocasión de tratar a empresarios, ejecutivos y hasta militares que luego del corto tratamiento se han lamentado de no haberlo hecho antes.

"Tantos años sufriendo este problema y la cura era sencilla y rápida", comentaron.

SUBIR

Dr. Johnny Campos F.R. CMP: 7813